Hay un factor determinante a la hora de que un vinilo adhesivo quede bien fijado a la pared, ya que  algunas veces se comporta mejor que en otras. La experiencia que tenemos en este tipo de vinilos, después de analizar muchos casos, nos ha demostrado que la pigmentación de la pintura es clave.
Se nos ha dado el caso de colocar en una pared al lado de la otra, ambas con el mismo tipo de pintura y pintadas el mismo día, el mismo vinilo; y en una pared pegar perfectamente y en la otra caerse el vinilo. ¿Y cuál era la única diferencia? El color, eran de distinto color, así que los pigmentos utilizados eran distintos y esto hacía que en un caso pegase y en otro no.
Por lo tanto saber en qué casos un vinilo de pared nos va a funcionar o no, es tarea difícil.

Recomendamos que la superficie de la pared esté totalmente limpia y ofrezca un parámetro liso sin textura rugosa o porosa, que sean pintadas con pintura plástica o con base latex.

Debemos respetar las indicaciones del fabricante respecto a los tiempos de secado. Nunca aplicar el vinilo en paredes recién pintadas; dependiendo de la época del año esperar incluso hasta una semana antes de pegar el vinilo.

Es necesario utilizar siempre un vinilo con extra de adhesivo, como los que disponemos en Imprenta A.Herrera:


La tendencia en Europa está siendo sustituir el vinilo por papel para pared, por un lado más ecológico, libre de PVC y por otro porque el día de mañana lo podremos sustituir por otro o dejar la pared como estaba sin dificultad, hecho que con los vinilos no ocurre. 

Publicado: 10 de Abril de 2017